Turismo

La Ciudad de Suipacha

Suipacha es una ciudad muy pequeña y pintoresca, de casas bajas, y un ambiente transitado pero muy tranquilo, con la paz y la serenidad típicas de los pueblos del norte bonaerense. En pleno centro, lo más destacable a la vista es la iglesia del pueblo, a la que asisten muchas familias en las misas de sábados por la tarde y domingos por la mañana; La belleza de esta pequeña capilla supera al resto de las edificaciones que rodean la plaza central.

Las calles de Suipacha son limpias y agradables al tránsito. En el centro hay varios locales comerciales de todos los rubros: librerías, zapaterías, tiendas, locutorios, kioskos, etc, que cubren todas las necesidades. También hay varias confiterías, bares y restoranes para distintos gustos.

A la entrada de Suipacha por el acceso Padre Brady hay un pequeño comercio de productos regionales (frutas congeladas, mermeladas, dulces, salsas, licores, quesos y salames) muy agradable donde pueden llevarse también algún recuerdo de la ciudad. En este acceso sobre la ruta nro 5 pueden encontrar también la casa de turismo del Partido donde les brindarán folletería y planos del lugar para visitar. Y por la calle Brady ya llegando al centro se ubica el Shopping Center de la ciudad, muy agradable con varios locales comerciales en la planta baja, el restaurante LA POMAROLA, y un hotel con varias habitaciones en el primer piso.

Suipacha cuenta con varias opciones de alojamiento: hotel, casa de campo, y hosterias. Pueden ser consultadas aquí mismo en el sitio.

Uno de los principales atractivos de Suipacha es la llamada RUTA DEL QUESO, un paseo turístico que ofrece la visita a los centros de producción de los productos típicos regionales del Partido, esto incluye visitas al local QUESOS DE SUIPACHA ubicado en la entrada de la ciudad, a las fábricas de quesos "Cabaña Piedras Blancas" y "Fermier", y al criadero de cerdos y jabalíes "La Escuadra". También incluye visitas a plantaciones de arándanos, al restoran La Pomarola y a la hostería "Aruma".

Suipacha es un lugar muy agradable para descansar del estrés de las grandes urbes, con un ambiente de pueblo sereno y tranquilo, pero sin dejar de lado las comodidades de la ciudad. Por esto y por todo lo mencionado, recomiendo visitar esta linda ciudad de Suipacha, donde he pasado con mi familia una muy grata estadía durante mi viaje.