Pasaron Los Reyes

Se desarrolló una vez más la Maratón Mágica de los Reyes Magos en Suipacha.
Una vez más, los reyes recorrieron la ciudad junto al Coro de la Parroquia, deteniéndose en la plaza de cada barrio a saludar a los chicos entregándoles golosinas, para finalizar su recorrida en la Plaza Balcarce, donde ofrecieron regalos a los chicos.
En cada punto, los reyes fueron recibidos por muchos chicos ávidos de conocerlos y sacarse fotos con los magos de oriente. Una vez más, los prestigiosos actores del grupo de Teatro Integrado Un Paso Hacia el Futuro se pusieron en la piel de Melchor, Gaspar y Baltazar, sumándole ternura y un toque muy especial a esta Maratón.
Este año, el recorrido por los barrios incorporó la plaza El Renacimiento (detrás del shopping)
La actividad empezó en el Parque Freyre (Costa Brava) y siguió en el Parque de Leones, la Plaza del Renacimiento, la PLaza Rosario Suárez. Luego llegaron a la Pista de Salud y de ahí fueron en caravana hasta la Plaza Balcarce.
Ya en la Plaza, los esperaba un Pesebre viviente y una actividad organizada por el Grupo Misionero. Allí, el Padre Pablo Bocca acompañó a los presentes en un breve momento de meditación, se encendieron velas, y se realizó una despedida simbólica al grupo de misioneros, que este año hacen su última visita de verano a nuestra ciudad.
Luego se realizó la entrega de regalos a los chicos. Una gran cantidad de niños recibió juguetes tales como camiones, fresbees, carteras, pelotas, pistolas de agua, y otros.
Desde el área de Cultura de la Municipalidad destacaron la importancia del trabajo del Grupo de Teatro, los jóvenes Misioneros y el Coro de la Parroquia, la colaboración de empresas particulares como Vivero Pura Vida, la empresa de Matías Carretto, a los vecinos particulares que se ofrecieron para ayudar en la entrega de los juguetes, y a la familia del pequeño Augusto, que engalanó el pesebre con su dulzura, al grupo de Concejales de Cambiemos, y a todo el personal del Corralón.
También un agradecimiento especial para familias como la de Peque Suarez, que recibió a la Caravana de los reyes en su casa.